Nuestro Ideario

Nuestro estilo educativo

  • null
    El Carácter propio dado por la Institución Promotora, la Congregación de Madres Concepcionistas Franciscanas de Copacabana, define con claridad la identidad de nuestro Colegio como un Centro católico que la Iglesia ofrece a la sociedad para promover la formación integral de sus estudiantes según el estilo de San francisco de Asís. Esto implica educar de acuerdo con una concepción cristiana de la persona, de la vida y del mundo.
  • null
    La educación del Colegio “Nuestra Señora de Copacabana” sintetiza las líneas maestras de una educación de calidad: personalizada, completa y coherente, que atiende al desarrollo total y armónico de la persona, según la concepción cristiana del hombre y de la vida. Los padres, profesores y estudiantes, al incorporarse al colegio, aceptan libremente este modelo educativo y se comprometen a mantenerlo.
  • null
    La educación que se imparte en el Copacabana ayuda a cada estudiante en la adquisición progresiva de conocimientos y en el desarrollo personal de virtudes humanas, especialmente las sociales y cívicas, para que las acciones personales sean plenamente libres en las tareas civiles, y sirvan al bien común.
  • null
    El colegio Copacabana desarrolla una educación de la persona que atiende a la totalidad del ser humano, en su corporeidad, inteligencia, voluntad, afectividad y sentido trascendente. Pretende formar personas libres, de criterio, con sensibilidad estética, capacidad de compromiso, responsable y solidaria, con iniciativa en su vida personal, afán de superación y empeño para mantener el esfuerzo por la mejora continua.

Nuestros Padres de Familia

  • null
    Como Institución eminentemente formadora y potenciadora de iniciativas, inquietudes y proyectos, el Colegio “Nuestra Señora de Copacabana” hace participar a los padres, de una manera especial y comprometida, para hacer de sus hijos, verdaderos agentes de cambio, a nivel familiar, personal, Institucional.
  • null
    El colegio Copacabana ayuda a los padres en su tarea indelegable de primeros y fundamentales educadores a quienes corresponde por naturaleza, el derecho irrenunciable y la responsabilidad de la educación de sus hijos. Sólo es posible una educación de calidad cuando familia y colegio comparten valores y principios educativos.
  • null
    Las entrevistas del tutor con los padres son un medio especialmente oportuno para asesorarles. También se les ofrecen sesiones de orientación a través de la Escuela de Padres, de la Catequesis Familiar, conferencias y otras actividades complementarias, para la mejor formación de sus hijos.
Compartir: